Ulaca. La gran ciudad Celta

En el siglo III a.C la península ibérica era un mosaico de pueblos distribuidos por toda su geografía. Los vettones eran uno de esos pueblos, habitaban las provincias de Salamanca, Ávila y parte de Cáceres, Toledo y Zamora.

Ulaca es el asentamiento vettón más emblemático de todos y se encuentra situado a 20 km de Ávila en el pequeño pueblo de Villaviciosa dentro del término municipal de Solosancho.

Para llegar al castro de Ulaca hemos de tomar una pista de tierra hasta llegar al aparcamiento, desde allí, caminando, iniciamos una ascensión de 1.3 Km hasta el castro. Puedes ver un mapa interactivo con la información de cada lugar del castro y la dificultad de cada tramo.

Si lo deseas también puedes descargarte aquí el fichero GPX con la ruta y usarlo con el GPS de tu dispositivo móvil o Smartphone.

Lo primero que vamos a encontrarnos es la muralla perfectamente conservada, y por una de las puertas accedemos a este maravilloso lugar

murallas_ulaca

El castro de Ulaca se encuentra en lo alto del cerro del Castillo, a 1.500 m. de altitud, por lo que puedes imaginar, las vistas de la sierra de la Paramera y del valle Amblés son impresionantes.

Ulaca es uno de los castros célticos más grandes de la península ibérica, incluso de Europa, ya que, según los investigadores llegó a tener 1500 habitantes en una superficie de 60 hectáreas.

Dentro de la muralla de protección podemos encontrar diferentes estructuras como talleres de alfarería, canteras, forjas de hierro, lugares de culto y de rituales, edificaciones dedicadas al ganado, principal actividad de los vettones. También se han encontrado 250 viviendas repartidas por el castro, con extensiones de 70 y 150 mts. Cuadrados, algunas excavadas sobre la propia roca y con varias habitaciones.

De lo descubierto hasta ahora, dos estructuras han llamado poderosamente la atención de los investigadores, la primera es conocida como “santuario” o “altar de sacrificios”, y la otra es “La sauna ritual”, lugar relacionado con ritos iniciáticos de las cofradías de guerreros.

santuario_sauna

Tanta es la importancia de este lugar, que en 1931, fue declarado Conjunto-Histórico Artístico y en la actualidad es Bien de Interés Cultural con categoría de zona arqueológica.

De los pobladores de este lugar, poco se sabe. Parece ser que realizaban rituales y sacrificios, cuyo principal protagonista podía ser el verraco. Los restos encontrados desde Ciudad Rodrigo hasta los célebres Toros de Guisando hacen pensar que este animal podría ser el sacrificado en el “santuario o sala de sacrificios”, aunque hay dudas de que otros animales como el toro también pudiera ser protagonista de estos sacrificios.

Si estáis interesados en visitar este excepcional lugar os dejo unas fotografías cenitales tomadas por un drone en los trabajos topográficos llevados a cabo por Diego Monge en 2014 y un mini-video con imágenes del castro:

vista_aerea_ulaca

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *